sábado, 26 de septiembre de 2015

Paté de conejo

En la anterior entrada os compartí una manera de cocinar conejo a la mostaza y os comentaba que no desecharais el hígado, pues hoy os comparto una manera muy sencilla de hacer paté con el mismo; sinceramente, las cantidades las puse más o menos a ojo... así que seguid vuestra intuición y gusto personal.


  • Se dora ajo y cebolla en un poco de mantequilla, se añade el hígado de conejo limpio y troceado se salpimenta y se puede añadir alguna especie al gusto, yo usé una pizca de laurel en polvo, se dora todo.
  • Se añade un chorrín de brandy y se deja que se evapore el alcohol.
  • Se deslíe un poco de maizena en un vasito de leche y se añade a la sartén, se remueve (dejar que se temple un poco) y cuando espese todo se tritura o bate y se guarda en un tarro o tupper...
  • Se mete en la nevera para que el paté esté un poco más consistente (yo lo dejé hasta el día siguiente), depende de la textura que quede y os guste podéis usarlo para untar o dippear.
En casa nos sorprendió gratamente.
También queda buenísimo untado en unas tostadas con unas uvas blancas encima.

domingo, 20 de septiembre de 2015

Conejo asado a la mostaza.

A la hora de comprar el conejo no desechéis la cabeza ni el hígado, pues la primera la he congelado bien limpia para un fondo o caldo de carne para usar en otra receta, y con el hígado se puede hacer un paté que os enseñaré en la próxima entrada.
Ingredientes:
  • 1 conejo troceado para horno (el que yo compré era de 1.300 gr)
  • 4 tomates.
  • 2 dientes de ajo.
  • 2 cucharadas de mostaza.
  • 1 cucharadita de orégano seco.
  • 3 cucharadas de aceite de oliva.
  • 1 cucharada de vinagre de sidra.
  • Pimienta negra al gusto.
  • 1 vaso de vino blanco.
  • Sal al gusto.
Preparación:
Se baten o trituran los ajos pelados con la mostaza, la pimienta, el vinagre, la sal y el aceite.
Se embadurna la carne con esa mezcla y se coloca en una fuente para horno.
En la fuente también se colocan los tomates pelados y cortados en cuartos y se hornea todo a 200º C unos 50 minutos; a mitad de cocción se añade el vino con el orégano.
En esta ocasión lo he servido el conejo con unas rodajas de patata frita, los gajos de tomate y un poco del jugo de cocción por encima.

Hay otras formas de cocinar el conejo a la mostaza, una de ellas y mi favorita es con nata, también es cierto que menos ligera que esta... y en otra ocasión os la enseñaré, prometido.
¡Que lo disfrutéis, y feliz día!