domingo, 29 de marzo de 2015

Tarta soufflé de limón


Es una receta bastante fácil y socorrida, no sale cara y está muy bien de sabor y textura.
Ingredientes (8 personas):
  • 1 paquete de galletas tipo "María" sin gluten (yo usé marca "Hacendado")
  • 100 gr de mantequilla o margarina.
  • 1 cucharada de agua.
  • 1 bote de leche condensada, 370 gr (yo usé marca Nutricia, de Nestlé)
  • El zumo de dos limones.
  • 4 huevos
  • Azúcar glass para decorar.
Preparación:
Se precalienta el horno a 180º C.
Se trituran las galletas y se mezclan con la mantequilla o margarina derretida y la cucharada de agua, cuando quede hecha una "masilla" se forra con ella el fondo del molde (un molde desmontable de paredes altas de 20-24 cm de diámetro aprox.) presionando un poco para quede una base uniforme.
Se separan las claras de las yemas (se reservan las claras).
Se mezclan en un bol las yemas, el zumo de limón y la leche condensada.
Por otro se baten las claras a punto de nieve (con una pizca de sal montan mejor) y se añaden en dos veces a la mezcla delicadeamente con movimientos envolventes para que no se bajen.
Se vierte toda la mezcla sobre la base de galleta del molde y se hornea durante 35 minutos.
Cuando se enfríe se desmolda y se decora con azúcar glass al gusto.



viernes, 13 de marzo de 2015

Ensalada Blanca

Espero que disfrutéis de esta saludable y sencilla receta.

 
Ingredientes; de 2 a 4 personas, dependiendo si hace de entrante o de acompañamiento:
  • 1 manzana.
  • 1 patata cocida con piel.
  • 1/4 de rama de apio.
  • 8 hojas de cogollos.
  • 50 ml de nata líquida 12% materia grasa.
  • 1/2 cucharada de vinagre de sidra.
  • 1 limón pequeño.
  • 1/4 de cebolla tierna o cebolleta.
  • Sal, pimienta y perejil picado.
Preparación: 
  1. Se pela la manzana, se descorazona, se corta en rodajas finas y se rocía con el zumo de medio limón para que no se oxide.
  2. La patata, ya fría, se pela y se corta en rodajas no muy gruesas, con cuidado de que no se rompan.
  3. Se limpia el apio de hebras y se corta en trocitos pequeños, como en láminas.
  4. En una fuente se hace una base con las hojas de cogollo limpias y encima se colocan las rodajas de manzana y patata intercaladas.
  5. Se esparce el apio y la cebolla cortada en plumas.
  6. Se sirve con la siguiente salsa: se mezcla la nata con el zumo de medio limón, el vinagre, sal, pimienta y perejil picado.


jueves, 5 de marzo de 2015

¡Fuera prejuicios y superficialidades, por favor!



Tener sobrepeso no significa ser siempre ser buena persona y la mar de simpática, así como estar delgado no significa ser tonto, ligón, etc... 
Hoy leía en una revista acerca de la relación entre lo saludable y la estética en el mundo de las "celebritis"... la mayoría de las que mostraban parece que tenían buena relación entre esos factores, pero una me llamó la atención, Alessandra Ambrosio, "super modelo" brasileña: con 1,77 m de altura y 52 kilos, tiene un índice de masa corporal de 16, 8... lo que la OMS (Organización Mundial de la Salud) considera como infrapeso, ya que por debajo de 18,5 hay desnutrición. En cambio, repetidas veces y hasta la saciedad se alaban las virtudes estéticas de esta modelo en revistas, internet (incluso en algunas webs de salud especialmente dedicadas a las mujeres, ¡alucinante!).
Dejemos los prejuicios y las superficialidades, por favor, dejemos de darle el primer lugar a lo que ve la lente empañada que a veces hay delante de nuestro ojo.
Empecemos a aceptar a las personas, no a los cuerpos... cada vez más vemos como adolescentes, pre-adolescentes y mujeres y hombres con una madurez que debiera ser suficiente caen en problemas serios de trastornos alimenticios, debido a no sentirse aceptados: como la anorexia o bulimia, y debido a la frustración y ansiedad que ello les produce otros lo manifiestan con el trastorno por atracón o la adicción a la comida.
Estar buena no necesariamente es estar saludable.
Quien tiene un problema de obesidad, posee todas las papeletas para desarrollar un problema de salud, si no lo tiene ya, es una lucha diaria el cuidarse, pues se trata de un cambio constante; y si encima es rechazado socialmente, mediáticamente por ello... 
Y al final, el no "estar buena" acaba por querer atajarse de las peores y menos saludables maneras posibles, hacia un lado o hacia el otro.
Yo estoy en este proceso: comer sano (todos sabemos qué es comer sano), moverme, descansar bien, y cultivar la mente y el espíritu. Quiero estar sana, fuerte, saludable.... la mayor belleza es la de un corazón íntegro y la mejor de tus sonrisas, aunque esto en ocasiones supone también un gran esfuerzo...
Así que, sobre todo si eres chica, mujer... te animo a que adquieras seguridad en ti misma, en tu persona, que seas consciente de tu realidad y que la aceptes.... pero para cuidarte, para estar saludable...