miércoles, 5 de febrero de 2014

Cheesecake de vainilla con arándanos


Para animar un poco las frías tardes de invierno, os dejo esta tarta de queso a la vainilla, en este caso la cubrí con mermelada de arándanos, pero sabéis que puede ser de cualquier cosa que os guste, frutas gelatinas, mermeladas, polvo de galletas...
Esta tarta lleva nata, no sé si sabéis que para que monte mejor es aconsejable que esté fría, si la compras de las que no están en nevera y la vas a usar ya, se puede meter un ratito en el congelador para que enfríe, y debe ser con un 30 % de materia grasa como mínimo para que monte bien.
Mi molde es redondo, de 22 cm, por lo que con estas cantidades salen unas 8 porciones triangulares bastante altitas, como la de la foto.

Ingredientes: -200 g de galletas sin gluten (tipo María) -100 g de margarina -1/2 kg de queso Mascarpone -1/2 kg de nata para montar -150 gr de azúcar -5 hojas de gelatina remojadas en agua fría -1 cucharadita de azúcar avainillado -algunas gotas de esencia de vainilla (la intensidad de la vainilla es un poco al gusto, pero no le echéis mucho porque sino dará un sabor un poco amargo a la tarta; yo en esta ocasión le eché como 5 ó 6 gotas). -mermelada de arándanos.

Preparación: Yo pongo en el fondo de un molde desmontable un disco de papel de horno para que sea más fácil sacarla y al cortar no se ralle el molde, y lo cubro con una base preparada con las galletas trituradas y la margarina derretida, lo presiono bien y lo meto en la nevera mientras preparo la mezcla.
Caliento a fuego lento tres cucharadas de nata, que no hierva. Aun caliente, añado el mascarpone, el azúcar, el azúcar avainillado y llas hojas de gelatina escurridas, y remuevo con varillas hasta que la gelatina está completamente disuelta y la mezcla homogénea, añado las gotas de esencia de vainilla.
Monto el resto de la nata y la voy uniendo con la mezcla delicadamente.
Se rellena el molde y se mete en la nevera; en tres o cuatro horas puede estar listo, pero yo la hice de noche para tomar al día siguiente, creo que es lo más práctico si tienes tiempo.
Al día siguiente la cubro con la mermelada, y ¡ñam ñam!



No hay comentarios:

Publicar un comentario