jueves, 10 de octubre de 2013

Pizza Popeye

Hace tiempo que tenía ganas de una pizza casera sin gluten en concidiones, esta me quedó genial, sobró para el día siguiente, y ¡aun estaba tierna!, calentada medio minuto en el microondas y como si nada, genial.
Os explico cómo la hice, sale una pizza familiar, yo la corté para hornearla en porciones, en lugar de hacer toda la masa junta en una pizza entera, de hecho me sobró un poco de masa y la metí en la nevera envuelta en papel film para otro día, también se puede congelar.

Masa:
Mezclamos en un bol 300 gr de mezcla de harina sin gluten para hacer pan (no uso siempre la misma marca), con 10 gr (algo más de medio sobre) de levadura seca "Hacendado", 1 cucharada de aceite de oliva, 200 ml de agua templada y una pizca de sal.
Amasamos, estiramos y dejamos leudar 40 minutos tapada con un paño húmedo, si es con el horno pre-calentado a 50º C y luego apagado, mejor.
Una vez pasado el tiempo,volvemos a  precalentar el horno a 220 ºC y montamos la pizza:  cubrimos la masa con 400 g de espinacas (yo usé de las congeladas, las hice al vapor en el microondas con un poco de sal.
Cubrimos las espinacas con una bechamel ligera,  encima ponemos rodajas de huevo cocido y queso fundido rallado especial para gratinar, aunque queda genial con parmesano, si os gusta.
Horneamos 20 minutos ( aunque id vigilando, porque ya sabéis que cada horno es un mundo...) y listo.
Probadla, no resulta para nada pesada, y está ¡muy muy rica!

No hay comentarios:

Publicar un comentario