martes, 5 de marzo de 2013

Semillas de zaragatona (o plantago).




Son una fuente de fibra.
Aporta a las masas sin gluten mayor elasticidad y jugosidad, tanto para panes como para pasteles, bizcochos...
Se suelen usar molidas, dejándolas reposar 10 minutos con la cantidad de líquido indicado para cada receta; lo mejor es comprar las semillas y molerlas en casa con molinillo, ya que en algunas herborísterías usan  el mismo para distintos tipos de granos, aunque también la venden molida y empaquetada, pero en este caso habrá que fijarse bien que no haya contaminación cruzada.

4 comentarios:

  1. Es muy interesado, nunca había pensado en lo de la contaminación cruzada. Gracias!
    te he dejado dos premios en mi blog, espero que te guste :)
    http://conjesenlacocina.blogspot.com.es/p/premios.html

    ResponderEliminar
  2. ¡Muchas gracias Jes!
    Pues lo de la contaminación cruzada a veces uno no se da cuenta porque el producto en sí no tendría porqué tener, en este caso, gluten, pero a veces al manipularlo en fábricar,etc...
    Muchas gracias de nuevo, ¡saludos!

    ResponderEliminar
  3. Hola, soy Ana de Fooduel.com. Es un sitio en el que los usuarios califican recetas.

    Hay un ranking de las mejores recetas y un perfil con tus recetas,nota media de tus recetas y la nota media de tus votos.

    Cada receta tiene un enlace al blog que pertenece. De esta manera obtendrá tráfico a su blog

    Es fácil, rápido y divertido.

    Te invito a entrar, añadir tu blog y subir una receta con una bonita foto.

    Nos encantaría que participes con alguna receta

    Saludos

    http://www.Fooduel.com

    ResponderEliminar
  4. ¡Muchas gracias Ana!
    Pues encantada de poder participar.
    ¡Saludos!

    ResponderEliminar