sábado, 17 de noviembre de 2012

Muffins sin gluten de nueces y cerezas negras.


Tiernas, jugosas y esponjosas, ¡no hace falta ni mojarlas en el café!

Ingredientes:
-150 gr de harina sin gluten (yo  mezclé 50 gr de la harina panificable de Beiker, que la compro en Mercadona, y 100 gr de Maizena).
-Un sobre de levadura en polvo sin gluten (Hacendado, en Mercadona).
-Una pizca de sal.
-150 de azúcar
-Algo menos de medio vaso de leche.
-2 huevos
-150 gr de margarina o mantequilla
-Confitura de cerezas negras o cualquier otro fruto rojo como arándanos, moras, frambuesas...también se puede usar  plátano machacado, piña triturada, manzana picadita...
-3 nueces troceadas.
Para el glaseado:
-Un par de cucharadas de queso de untar
-Dos cucharadas de margarina
-Media cucharadita de canela en polvo
-100 gr de azúcar glass

Preparación:
-Precalentamos el horno a 200 ºC.
-Batimos los huevos en un cuenco con la leche y la margarina derretida.
Añadimos la harina tamizada con la levadura y removemos .
-Añadimos la confitura.
-Preparamos los moldes de las magdalenas untándolos con un poquito de aceite, lo justo para que puedan despegarse con facilidad después de horneadas.
-Echamos la masa en los moldes, rellenándolos las dos terceras partes.
-Dejamos las muffins en el horno de 20 a 30 minutos, depende del horno.Cuando hayan subido y estén doraditas se sacan, esperamos a que se templen y las desmoldamos.
-Para el glaseado batimos el queso con la margarina, añadimos la canela y el glass y batimos hasta que veamos que queda como una cremita. La metemos a enfriar un rato para que coja más consistencia y después ponemos un poco con una cuchara sobre cada muffin.
-Se pueden decorar poniendo un poco más de confitura o alguna fruta fresca encima del glaseado y alguna nuez, y se espolvorea con azúcar glass.

martes, 6 de noviembre de 2012

Recomendación: Churros de lazo sin gluten "La Santiña".

Estos churros de lazo sin gluten de "La Santiña", los he comprado en Carrefour, en la sección de congelados, una caja de 8 unidades cuesta 2,34 €.
Me han gustado muchísimo, se fríen sin descongelar y la masa es crujiente pero fina a la vez y ¡súper tierna!
Anteriormente había probado churros de otra marca pero me resultaban muy duros (incluso temía por mis dientes, sin exagerar).
Al comerlos me trajeron recuerdos de cuando era pequeña, de aquellas meriendas en las tardes de sábado o  el desayuno de los domingos.
Me encantaron, os los recomiendo al 100 %.