martes, 7 de febrero de 2012

Salmo 10:17

"Tú, Señor, escuchas la petición de los indefensos, les infundes aliento y atiendes a su clamor."
No tenemos otro refugio más que Dios.
Dios busca que confiemos por completo en Él. Sin Dios nada somos y estamos indefensos.
Él es nuestro defensor si fijamos nuestra mirada en Él, debemos hacerlo porque en este mundo en el que vivimos, realmente, no tenemos ninguna fuerza humana que nos sostenga. 

Sólo Su mano.

No hay comentarios:

Publicar un comentario