lunes, 31 de marzo de 2014

Receta ahorro: Patatas guisadas a las finas hierbas.

Pues sí; sólo gasté 1,53 €; increíble pero cierto; de hecho es una receta de esas que casi no hay ni que ir a comprar específicamente porque los ingredientes son muy cotidianos, pero si como a mí, os falta alguna cosilla pues ya veis qué bien de precio.
Aunque no es un plato completo en sí, vale para acompañar unas costillas, un bacalao..., o como hice yo, con un resto de comida con un poco de pollo asado que sobró de la noche anterior.
Tiene mucho sabor, y lo mejor es que disfruté mojando pan en la salsa, que la única grasa que lleva es el aceite en el que se sofríe la cebolla y el ajo...
Ingredientes para 3 ó 4 personas: - 3 cucharadas de aceite de oliva - 1/2 cebolla picada -1 diente de ajo picado - 3 patatas medianas peladas y chascadas (en trozos, más o menos, del mismo tamaño para que se cocinen todos por igual) -sal y pimienta -1 cucharada de azúcar -1 cucharada de vinagre de vino blanco -1/2 hojita de laurel -2 tomates maduros triturados -hierbas aromáticas (yo usé perejil, orégano y tomillo-limón, que tengo plantadas en el balcón una pequeña ramita de cada una).
Preparación:  Se sofríe la cebolla y el ajo en el aceite, se añaden las patatas, se salpimentan y se rehogan unos minutos. Se añade el azúcar, el vinagre y el laurel, se mezcla bien y se añade agua hasta cubrir las patatas solamente.
Se agrega el tomate y las hierbas picadas sin los tallos. Tapar y cuando hierva dejar cocer entre 30 y 40 minutos, se van comprobando las patatas. Si se ve que la salsa está demasiado líquida se puede espesar media cucharada de harina de maíz disuelta en medio vaso de agua fría. Comprobar el punto de sal y listo.

sábado, 1 de marzo de 2014

Dulces bizcochitos de calabaza y canela.

Llámalos bizcochitos, magdalenas, muffins, cupcakes o maripepes... hoy quería prepararle una merienda-cena especial, ya que mi marido vendría tarde, cansado y pasado por agua después del trabajo, así que la parte dulce fueron estos bizcochitos de calabaza, están deliciosos, con una esponjosidad y jugosidad increíbles, y con muchísimas posibilidades para combinar sabores y texturas.

Ingredientes (me salieron 16 unidades, depende si los moldes son pequeños o grandes...): -400 gr de calabaza sin piel -4 huevos -350 gr de azúcar -225 de preparado panificable sin gluten Beiker -1 sobre de levadura sin gluten (Hacendado) -1 cucharadita de canela en polvo -150 gr de aceite de oliva suave -150 gr de queso blanco para untar -1 limón -margarina -1 pizca de sal.

Preparación:
Se asa la calabaza en trozos medianos en una fuente untada con aceite, con el horno precalentado a 200ºC durante 40 minutos aprox. (hasta que esté tierna). Cuando se temple un poco se tritura.
Dejamos el horno encendido mientras hacemos la mezcla ( muy rápido).
Se preparan los moldes, yo los uso de silicona, así que los pinto con un poquito de margarina.
Ponemos en un cuenco los huevos, 175 gr de azúcar, el aceite, la calabaza, la canela y la harina tamizada con la levadura y la sal; y se bate todo junto con las varillas eléctricas.
Ponemos la masa en los moldes (hasta las 3/4 partes) y se hornea durante 25 minutos.
Se dejan enfriar en una rejilla y listo para comerlos o decorarlos.
Yo hice un glaseado batiendo queso de untar, con zumo y ralladura de limón y el resto del azúcar (también se puede sustituir el queso por nata montada y quedará más o menos como un mousse. Y encima les puse nuez de macadamia.

Sugerencia: la masa queda muy bien con casi cualquier fruto o fruta seco/a, como nueces, coco rallado, pasas...  Se puede aromatizar con otra especia que no sea canela, pero personalmente estos dos sabores me gustan, además la canela, no sé si lo sabíais ayuda a regular los niveles de azúcar en sangre.
Espero que os animéis a hacerlo, creo que os va a gustar mucho, mi marido ya se los comió templados, no me dio tiempo a que el glaseado se solidificase un poco... se ve que le gustaron.



viernes, 14 de febrero de 2014

Solo un amor

Hoy, día de los enamorados (y de la amistad también en algunos países), reflexionaba sobre el tema, lo que mueve a la gente es el aquí y ahora, lo que apetece, el deseo, el morbo, la apetencia, el capricho... y todo esto es momentáneo, en realidad podríamos desear a varias personas a la vez, fijar nuestra mirada o nuestro capricho en  personas o cosas, ser lo más intenso que hemos vivido en 4 meses... y pasado el tiempo volvemos a estar vacíos, como siempre, y nos buscamos algo que pueda atraernos o llenarnos más que lo anterior pensando que esta vez sí es de verdad... 
...Y el amor no viene y se va como la niebla, no se basa en una emoción que sube y baja, o en lo que ven nuestros ojos o nuestra intuición, o nuestro estómago dando un vuelco; el amor hay que llevarlo a cabo por propia y constante decisión y compromiso.
Y no me refiero al amor exclusivamente de pareja, sino en todas sus expresiones: familia, amistad, solidaridad, trato con desconocidos... no hace falta conocer a alguien para poder tratarlo con amor.
¿Realmente nos movemos por amor, o por qué...?
¿Realmente amamos?
El amor solo actúa de una manera, todo lo demás no es amar.
No es algo que simplemente "te sale del alma" o que "sientes muy adentro" o "te nace" no es simple deseo que se desvanece o morbo que puede llegar a dañar.
No viene por mera inspiración...
El amor, cuando sufre o pasa por duros trabajos y adversidades, es tolerante y no se queja, puede esperar tranquilamente lo que tarda, puede dedicarse y esforzarse  y volcarse en algo o alguien con perseverancia y constancia, por muy difícil y pesado que sea el trabajo, y aunque piense que su honor o autoestima puedan verse afectados.
El amor trata a los demás con amabilidad, atención, agradable cuando habla y trata, es generoso y se comporta bien sin hacer daño y sin pensar mal de los demás.
El amor no siente envidia ni celos por la felicidad o beneficios de cualquier otra persona.
El amor no presume ni habla en exceso de sus virtudes ni de lo profundo que ama ni del bien que hace.
No se valora como superior a los demás, no es soberbio.
No trata ni se comporta con faltas de educación, no es descortés, ni grosero, ni violento, ni brusco, es fácil aceptarlo.
No se preocupa solamente de si mismo ni antepone su propio interés al de los demás, sino que ayuda.
No se enfada, molesta, desazona, enfurece... con facilidad.
No siente hostilidad ni enemistad ni resentimiento muy profundo ni odia ni tiene antipatía... hacia quien lo ha ofendido o dañado.
Los malos propósitos o intenciones perversas, las acciones malas e injustas hechas a propósito, lo que hace daño...  no le causa placer, no le complace ni agrada.
Siente alegría, regocijo, diversión, hace fiesta,  le gusta ... cuando conoce lo que es real y verdadero, la sinceridad y honestidad.
No toma en cuenta las faltas, sino que perdona y trata a las personas como si no hubieran errado.
Permanece mientras tiene fe, confianza y esperanza.
Es capaz de sostener y llevar cargas, aguantar con paciencia y resistir lo que le es desagradable, sin ser vencido por ello y sin resentirse por daño alguno.
Jamás se apaga; jamás cesa; jamás se acaba; jamás prescribe, él ni sus beneficios; jamás se ahoga; jamás se consume; y jamás muere.
(Basado en 1ª Corintios 13)
Yo quiero vivir amando, y es algo que se consigue negándose uno a sí mismo ciertas acciones, palabras y pensamientos.
Un abrazo enorme para todos en este día tan especial.



miércoles, 5 de febrero de 2014

Cheesecake de vainilla con arándanos


Para animar un poco las frías tardes de invierno, os dejo esta tarta de queso a la vainilla, en este caso la cubrí con mermelada de arándanos, pero sabéis que puede ser de cualquier cosa que os guste, frutas gelatinas, mermeladas, polvo de galletas...
Esta tarta lleva nata, no sé si sabéis que para que monte mejor es aconsejable que esté fría, si la compras de las que no están en nevera y la vas a usar ya, se puede meter un ratito en el congelador para que enfríe, y debe ser con un 30 % de materia grasa como mínimo para que monte bien.
Mi molde es redondo, de 22 cm, por lo que con estas cantidades salen unas 8 porciones triangulares bastante altitas, como la de la foto.

Ingredientes: -200 g de galletas sin gluten (tipo María) -100 g de margarina -1/2 kg de queso Mascarpone -1/2 kg de nata para montar -150 gr de azúcar -5 hojas de gelatina remojadas en agua fría -1 cucharadita de azúcar avainillado -algunas gotas de esencia de vainilla (la intensidad de la vainilla es un poco al gusto, pero no le echéis mucho porque sino dará un sabor un poco amargo a la tarta; yo en esta ocasión le eché como 5 ó 6 gotas). -mermelada de arándanos.

Preparación: Yo pongo en el fondo de un molde desmontable un disco de papel de horno para que sea más fácil sacarla y al cortar no se ralle el molde, y lo cubro con una base preparada con las galletas trituradas y la margarina derretida, lo presiono bien y lo meto en la nevera mientras preparo la mezcla.
Caliento a fuego lento tres cucharadas de nata, que no hierva. Aun caliente, añado el mascarpone, el azúcar, el azúcar avainillado y llas hojas de gelatina escurridas, y remuevo con varillas hasta que la gelatina está completamente disuelta y la mezcla homogénea, añado las gotas de esencia de vainilla.
Monto el resto de la nata y la voy uniendo con la mezcla delicadamente.
Se rellena el molde y se mete en la nevera; en tres o cuatro horas puede estar listo, pero yo la hice de noche para tomar al día siguiente, creo que es lo más práctico si tienes tiempo.
Al día siguiente la cubro con la mermelada, y ¡ñam ñam!



martes, 28 de enero de 2014

Gominolas "made in casa"

Súper fácil, ricas y lo menos sano que llevan es la cantidad de azúcar, pero ya sabemos que las gominolas no son especialmente recomendadas por dentistas, pero seguro que a los niños les encantará que su madre, tía, prima... haya sido la que ella misma con sus manitas ha hecho las gominolas para su fiesta de cumpleaños; de todas formas lo del azúcar, si os preocupa, puede reducirse al gusto, o sustituirse por fructosa, que aunque tiene las mismas calorías que el azúcar, endulza más y se usa la mitad, o por algún edulcorante...

Os digo como las hice, esta cantidad da para bastantes, si queréis probar de momento podéis hacerlo con la mitad:
Puse a calentar a fuego bajo 200 ml de agua, 300 g de azúcar, 1 sobre de gelatina de fresa (puede ser del sabor que queráis) y de dos a cuatro hojas de colas de pescado (depende de si os gustan más blanditas o más compactas) remojadas previamente en agua fría y escurridas. Lo tuve removiendo de vez en cuando, durante 10 minutos, con cuidado de que no hierva.
Se pueden poner a enfriar en una bandeja en bloque y luego las cortas, pero lo mejor es rellenar cubiteras de hielo con formas (corazón, pez, barritas, o de las cuadradas...), antes de rellenar tenéis que pincelar la bandeja o cubiteras con un poquito de aceite para que luego sea más fácil desmoldarlas.
Se dejan enfriar en la nevera 12 horas como mínimo.
Una vez están desmoldadas, se rebozan en azúcar si se quiere, le da más el aspecto de una gominola (el azúcar, si los granos son gruesos, es aconsejable meterlo en una bolsa y pasarle un rodillo para hacerlo más fino, así es más agradable al comerlas).

lunes, 27 de enero de 2014

El Huevo

Sé que entre los celíacos hay algunas personas también con otras alergias y/o intolerancias, pero aun así, para los que puedan tomarlo, hoy me gustaría compartir sobre las propiedades del huevo, un alimento natural y que ofrece muchas posibilidades para cocinar.
Tiene muy buen valor nutritivo, fuente de proteínas bastante puras.
Muchas veces se habla de que si la yema de huevo produce colesterol, etc... pero en sí, el huevo, no es responsable directo de si nuestro colesterol es demasiado elevado o no, sino que como siempre se nos dice, es producto del tipo de alimentación que llevemos habitualmente, además de otros factores como por ejemplo el estrés... Si llevamos una dieta sana y equilibrada, ¿por qué no vamos a poder tomar un par de huevos 2 ó 3 veces por semana? No digo que sean siempre fritos ni que nos tomemos la huevera entera de una sentada, pero echemos mano de la imaginación y la creatividad para comer variado a la vez que saludable.
Unos consejos al manipular huevo:
-Solamente lavo los huevos si los voy a utilizar, los que guardo en la nevera no.
-Cuando separo las claras de las yemas lo hago con las manos (lavadas), no con la cáscara.
Y aquí os dejo una foto de unas magdalenas que hice ayer para merendar, por supuesto sin gluten; tenía unas ganas de dulce... y era la hora de la siesta...pero al final el "hambre" pudo más y me animé; las hice con huevo :)


sábado, 18 de enero de 2014

Mousse de mascarpone y lima

Cuando la hice, era por la tarde para que cuajara de noche y comerla al  día siguiente, pero a la hora de la cena ya estaba cuajada y... fue "ahora la ves, ahora no la ves". Os animo a probarla.
Ingredientes: -200 gr de galletas María sin gluten -100 g de margarina - 1/2 k de queso mascarpone -1/2 k de nata para montar -4 limas -150 gr de azúcar -5 hojas de gelatina -1 cucharadita de azúcar avainillado.
Preparación: Se ralla la piel de las limas y se exprimen. Se remoja la gelatina en agua 5 minutos. Se calienta a fuego lento tres cucharadas de nata y apagar. Se añade el mascarpone, el azúcar y el azúcar de vainilla, y la gelatina escurrida. Se remueve con unas varillas para que todo se integre bien, y se añade el jugo y la ralladura de las limas. Se monta la nata y se va mezclando todo delicadamente.
Se cubre el fondo de un molde desmontable con una base de las galletas trituradas y la margarina derretida, se aplasta para que quede bien consistente. Se rellena con la crema de mascarpone y se mete a enfriar en la nevera, como mínimo 4 horas para que cuaje la mousse.
Sugerencias para la decoración: es mejor decorarla una vez fría, cuando la mousse ya esté cuajada, si no se os mezclará la decoración con la crema. 
En casa no me "dejaron" mucho tiempo para decorarla porque se ve que tenían prisa por probarla.... (no miro ni nombro a nadie...) así que corté en juliana un trocito de piel de lima., veréis en la foto que no está decorada como tenía pensado...
...Pero se puede decorar con una gelatina con algún colorante, o con rodajas de la fruta, o con confitura... yo la hice de lima, pero se puede cambiar el sabor y aromatizarla con cualquier otra fruta en zumo o licuada (fresa, mandarina, piña, kiwi...) incluso con algún licor si lo podéis tomar.